Hasta siempre Aurora

“Hay hombres que luchan un dia y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”. Bertolt Brecht

Se nos ha ido Aurora…

Desde que Um Draiga es lo que es, hablar de Aurora es hablar de nuestra asociación. Todo empezó a finales de los años 90 cuando se acercó al pueblo saharaui para acoger a una menor saharaui en el programa de Vacaciones en Paz, cuando ya conocía el conflicto por la militancia política de Rafa, su hijo.

Desde entonces y hasta su despedida, el pueblo saharaui ha formado parte de su vida. Y lo ha hecho con intensidad. Así nos lo hizo saber a todas las personas que hemos coincidido con ella.

Recuerdo como defendía la causa saharaui con determinación frente a toda persona que se le pusiera delante, ya fuera el alcalde de Zaragoza, una persona del mundo de la política o un actor. Y además,siempre lo hacía con esa educación exquisita que le caracterizaba, pero con la semblanza firme, porque se sabía con la verdad de defender una causa justa.

La recuerdo cuando montamos una mesa enfrente del Ayuntamiento de Zaragoza, no recuerdo el motivo, y estábamos esperando a que bajara el Alcalde. Nos enteramos por un revuelo de que estaba un actor famoso en la Plaza del Pilar porque iba a actuar esos días en Zaragoza. Ese actor era Gabino Diego. Recuerdo como Aurora fue a saludarlo para decirle que estábamos en la plaza reivindicando la causa saharaui. Le preguntó si conocía lo que estaba pasando en el Sáhara Occidental. Así era ella, no se achantaba ni reblaba ante nada ni nadie para defender su causa.

Como progresista le dolían en el alma las sucesivas traiciones al pueblo saharaui hechas por aquellas formaciones que en su día defendieron como suya la causa saharaui, y se encargaba de decírselo a cuanto político se acercaba donde estaba ella.

En Um Draiga, salvo raras excepciones no se han hecho homenajes, pero a Aurora se le hizo uno especial hace ahora 10 años, para poner de manifiesto su dedicación, entrega y buen hacer para con la causa saharaui.

Recuerdo una conversación con un delegado saharaui hablando de ella en la que me decía qué cuánto orgullo le hacía representar una causa y ver como personas sin pedir nada a cambio lo daban todo por un pueblo hermano. Me decía, que le sorprendía ver cómo Aurora, jubilada, se entregaba a la causa y como debatía con una educación exquisita y siempre sin perder las formas con quien se le pusiera por delante y como siempre estaba en toda actividad que hacía nuestra asociación.

Un buen ejemplo es ver cómo la comunidad saharaui se dirigía a ella por esa huella que Aurora ha dejado entre la familia de Um Draiga.

Se nos ha ido Aurora, pero su ejemplo seguirá, en las miles de personas que apoyamos al pueblo saharaui desde la seguridad de estar en el lado correcto de la historia.

Me quedo a modo de resumen con unas palabras que Rafa le dedicó en su homenaje y es sobre la letra de una canción que representa a Aurora y que decía: «¿Quien dice que todo está perdido? Yo vengo a ofrecer mi corazón»

Descanse en paz.

Enrique Gómez, miembro de Um Draiga