El proyecto Vacaciones en Paz 2019 llegó a su fin

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

El proyecto Vacaciones en Paz 2019 llegó a su fin. Los niños y niñas saharauis regresaron a sus hogares en la hamada argelina.

A pesar de regresar a uno de los desiertos más inhóspitos del mundo sus risas y sonrisas inundaron el aeropuerto de Zaragoza durante la tarde de ayer. Vuelven a ver a sus familias tan importantes para ellos. Vuelven cargados de regalos, ropas, alimentos y muchos recuerdos. Experiencias que seguramente tardarán en olvidar.

Después de casi dos meses donde se les ha hecho revisiones médicas, odontológicas y tratamientos en los casos necesarios, regresan bien alimentados y con fuerzas para encarar la dureza del clima del desierto.

Para algunos de los pequeños será su último año en este programa que termina alrededor de los 12 o 13 años.
Otros en cambio se van con la esperanza de más veranos divertidos que quedan por delante todavía.

La mezcla de emociones, el sentimiento agridulce que provoca para niños y familias recuperar la vida cotidiana.
Después de varias horas de espera, facturación, despedidas, risas y lágrimas el avión despegó sobre las 21 horas. Quedaban varias horas por delante hasta llegar a su destino donde seguro estaban esperandolos con nervios y muchas ganas de abrazarlos.

Empieza una nueva etapa de intenso trabajo para preparar el próximo Vacaciones en Paz, 2020 en este caso, gestiones y contactos para que cuando llegue el momento cada niño y niña tenga una familia de acogida apropiada.
Muchas familias repetirán, para otras será el último año.

Sin duda una experiencia única y transformadora.