Y las Vacaciones en Paz 2019 van llegando al final.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Pronto las niñas y niños saharauis volverán a la cruda realidad de los campamentos de población refugiada en una parte de desierto considerado de lo más inhóspito del planeta.

En estos últimos días las dos asociaciones zaragozanas colaboradoras en este proyecto hemos querido despedirlos con una fiesta como viene siendo habitual desde hace años.

También como los últimos años dicha fiesta se ha celebrado en la piscina Alto Carabinas anexa a la residencia de estudiantes Pignatelli.

Esta piscina al igual que la residencia esta gestionada por la Diputación Provincial de Zaragoza que generosamente permite todos los veranos el libre acceso a los niños y niñas saharauis junto a sus familias de acogida.

Después de disfrutar de unas horas de baño que es su actividad favorita han degustado una merienda preparada para los niños, niñas y familias de acogida.

Como nota divertida casi todos los asistentes hemos acudido disfrazados, además con disfraces caseros en su mayoría pasando una tarde alegre y diferente ya que para ellos disfrazarse es algo novedoso y bastante desconocido.
No olvidemos que sus condiciones de vida son muy precarias.

Para acabar se han realizado una serie de juegos en los que han participado activamente ya que son niños y niñas rebosantes de energía.

Para algunos de estos pequeños es su último año dentro de este programa por lo que es posible que no regresen a nuestro país.

Esperemos una vez más que regresen a los campamentos con otro bonito recuerdo que les sirva para evadirse en algún momento de su realidad tan diferente a la que ahora están experimentando .